Vivimos en un mundo donde la tecnología, es imprescindible en nuestras vidas y el móvil es un miembro más de nuestro cuerpo. Suena mal si lo lees de esta manera, pero es la verdad. ¿No te ha pasado alguna vez, que si olvidas el móvil en casa o se te queda sin batería parece que el mundo se desmorona, se acaba y se derrumba a tus pies???
Ya ni hablar de cuando lo pierdes, es un gran problema, porque todos nuestros datos personales e importantes están en él.

Recuerdo cuando era pequeña en Cuba, cuando digo pequeña hablo de 13 años en adelante, que es cuando la juventud de hoy en día comienza a tener su primer móvil, por no decir desde antes??…no tenía ese aparato tecnológico atrapa tiempo en mis manos, me juntaba con mis amigos a echar una tarde, una tarde de verdad, de esas que te pones a charlar y a charlar, a ver el tiempo pasar y hablar cosas sin importancia. Si queríamos quedar decíamos la hora y el sitio y allí estábamos todos. No hacía falta estar preguntando a cada dos por tres por dónde vas o si te quedaba mucho.
Ten en cuenta, que allí va todo mucho más atrasado que aquí, la infancia que viví puede ser la infancia que vivieron tus padres y no exagero cuando digo esto.
¿Por qué te digo esto?
Pues bien, antes que nada tengo que decir que este mundo del blog, instagram y twitter, es nuevo para mí. No tenía dependencia al móvil para nada!! Quien me conoce sabe que no estoy mintiendo, pero ahora tengo que reconocer, que tengo que estar mucho más pendiente de este nuevo miembro de mi cuerpo?.
Te digo todo esto, porque nosotros somos el reflejo de nuestros niños. Los más pequeños del hogar siguen el ejemplo que tú le das.


Mi hijo tiene dos años recién cumplidos y él no sabe lo que es tener un móvil en sus pequeñas manos. No me lo pide porque jamás se lo hemos ofrecido. Es más, él lo ve y es como si fuera un mueble más de la casa.
Me quedo asombrada, cuando veo a niños de dos años o menos, manejando un móvil como si fuera un adulto. ¿Por qué hace esto? Primero, porque es lo que ve y segundo, porque se le ofrece. Parece muy gracioso ver a un niño pequeño manejar con sus deditos los teclados, pero si te pones a pensar seriamente, esto tiene unas consecuencias. Consecuencias que he leído en muchos post interesantes, y te ánimo a que busques información sobre ello.
Además, los expertos coinciden que estar demasiadas horas pegado al móvil o a la tableta es perjudicial al desarrollo de los niños. Ellos creen que generan niños más pasivos y que no saben interactuar o tener contacto físico con otras personas.
Cuantas veces he salido con mi familia a almorzar y he visto cómo se les deja el móvil a los bebés para que se queden entretenidos y no molesten a sus padres.. oye que yo ahí no me meto, cada uno sabe lo que es mejor para su pequeño. ¿Pero no es más bonito que estés pendiente de él o ella, almorzando todos juntos, charlando y que se sienta parte de ese almuerzo? Mi hijo es uno más en la mesa y con esto no quiero decir que sea la mejor madre del mundo, tengo muchas imperfecciones y muchas cosas que mejorar y aprender.
Como ahora, tengo que estar más con el móvil en las manos, mi bebé con su media lengua me dice “mami deja el móvil” y se me cae todo el alma a mis píes. He sacado un ratito para escribir encantada, este post y aprovechar el resto con mi familia.


No dejes que este aparato tecnológico te robe tú tiempo con tus seres queridos, amigos y sobre todo con tu hijo. Establece un horario si tu vida laborar depende de ello. Pero no malgastes el tiempo, que pasa y se nos escapa de las manos.
¿Fomentamos más la lectura? Próximo post?
Espero que te guste. Si estás de acuerdo o no, coméntame.
Besoss???

Categories: TROZITO DE MI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *