Hola mis preciosas lectoras!

¿Que tal todo por aquí? Espero que muy bien, ya estamos dentro del otoño aunque aquí pasamos del verano al invierno en un plis plas.

Este post creo que debería haberlo escrito en verano que es cuando realmente, los animales son abandonados por las vacaciones, ya que, no saben muchas veces los dueños a donde los van a dejar y deciden tomar esta lamentable decisión.

Desde pequeña he tenido mascotas en casa, dos perros a los que nunca olvidaré, porque, estuvieron presente en una etapa importante de mi vida en mi infancia y los recuerdo con mucho amor y cariño.

En la actualidad no tenemos mascotas en casa, pero todo tiene una explicación y seguramente cuando lo lean pensarán “¿en serio que por este motivo no lo tienes?” Pues si.

Teníamos un pájaro en casa, un inseparable, murió y sufrimos mucho por esto y desde entonces no hemos tenido más mascotas. Sufrí mucho y no quiero volver a pasar por esto.

Ahora que tenemos a Piero muchas veces pasa por mi cabeza, la idea de darle la oportunidad de que tenga una mascota, un perro pequeñito, ya que, esto aporta infinidad de beneficios y no lo contrario.

Tener una mascota es una decisión que hay que tomar con responsabilidad. No se puede tomar a la ligera y en mi opinión se tiene que aceptar como un miembro más de la familia. 

Como bien sabrás una mascota aporta muchísimos beneficios sobre los más pequeños del hogar como son los siguientes:

A nivel socioeducativo

•Le ayudan a socializarse, a la vez que aumentan su autoestima y le aportan sensación de seguridad.

•Al participar de su cuidado, los peques aprenden a ser responsables, a amar al prójimo, a ser generosos y a tener disciplina.

•Su compañía aumenta la sensación de felicidad.

•El contacto diario con los animales desarrolla la creatividad, la curiosidad y el aprendizaje en los niños.

•Les ayudan a desarrollar el sentido de la convivencia y el respeto por los demás.

•Les ayuda a aumentar la empatía, y se hacen más participativos en el deporte.

•Los niños que conviven con mascotas, entienden mejor los extremos vitales, como el nacimiento y la muerte,

•Otorgan un gran aporte de amor, compañía y ternura.

 

Beneficios para la salud

•Ayudan a que los niños sean menos agresivos al disminuir el estrés.

•Reducen el sedentarismo, ya que, incrementa la actividad física, por ejemplo con los paseos con el mismo.

•Regulan la tensión arterial y la frecuencia cardiaca (solo por acariciar o recibir caricias de la mascota).

•Diversos estudios han comprobado que los niños que viven con mascotas tienen un sistema inmunológico más fuerte y enferman menos.

•En los niños con problemas de conducta mejoran su destreza motora, la interacción verbal, aumentan la atención y la memoria.

Si todavía crees que tener una mascota no es beneficioso, sigue indagando más por internet, podrás encontrar infinidad de información sobre este tema. Pero recuerda que tener una mascota no es un juego. 

Si al final tomamos la decisión de obtener uno, tengan por seguridad que sería adoptado, ellos lo necesitan. Necesitan el amor y cariño, sentirse protegidos y que vuelvan a confiar en nosotros en los seres humanos.

Un beso muy grande y feliz semana

Si quieres conocernos un poco más y ver nuestro día a día. Suscríbete en mi blog y síguenos en Instagram @maminaturalymoda y Facebook.

Categories: TROZITO DE MI

One comment

¿Hablamos de mascotas?

  1. Si q es cierto trae muchas cosas positivas con los peques yo tengo un perrito y para mi niña es un hermano pequeño lo cuida, mira por el lo ama y se preocupa con lo pequeñita q es mi niña de cuando esta malito… me ha encantado katia!! Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *