Este post lo quería escribir hace mucho tiempo, pero por una cosa y otra, no había maneras. Pero en semanas anteriores, he visto cierta actitudes en niños, que me ha dado mucho que pensar 🤔.

Así que nada, no quería retrasar más este post. Espero que les guste y gracias por leerme.

Como siempre digo, hablo bajo mi humilde opinión y bajo mi experiencia. Así que vamos allá 😉.

Cuando tenemos hijos, siempre intentamos darle todo lo mejor, por lo menos es lo que se intenta. Que no les falte nada y que tengan todas sus necesidades cubiertas, al menos las básicas ¿verdad?

Pues bien, llevo un tiempo observando ciertas conductas en niños, que se repiten continuamente.

No soy una entendida en la materia ni mucho menos, pero si te sientas a observar, pero a observar más allá, te darás cuenta de muchas cosas. Desde que tengo a Piero, suelo fijarme mucho más y ver algunos detalles que se nos escapan a primera vista. Era muy observadora, pues con mi hijo se me ha agudizado más este sentido.

Pues bien, noto que estamos teniendo una generación donde los más pequeños del hogar quieren imponer sus normas, tienen su genio y encima hay que aguantar unas que otras rabietas. Para ser sincera jamás había pasado por tantas crisis y no sabía que era capaz de tener tanta paciencia para pasarlo también.

No me enredo más y voy al grano! ¿Ves capaz a un niño de dos años y medio pedir las cosas con la palabra “por favor” y dar las “gracias” por ello?

Pues si es posible, Piero sabe perfectamente que hay dos palabras mágicas “POR FAVOR y GRACIAS”. Sin ellas, muchas puertas que posiblemente estén abiertas se cierran. Es solo cuestión de educación y de repetir las cosas una y otra vez. Estamos ahora con la modernidad de “la crianza respetuosa” ojo, que soy la primera que intento utilizar este método con mi hijo, pero con coherencia y sin pasarnos de la raya! Porque al final lo que estamos consiguiendo con esto, son pequeños dictadores. Pequeños niños que te exigen las cosas sin pedirlas con educación, “esto es mío y punto”. 

Veo a madres con los móviles en las manos y llegan estos pequeños y se los quitan, así, sin más, porque tienen entendido que están en todo su derecho de hacerlo. Quien me conoce, sabe perfectamente que esto Piero, no lo hace para nada. Pongo este ejemplo porque posiblemente, será con el que se sientan más identificados.

Noto que estamos en una generación con tanto modernismo, que se nos está olvidando lo más importante, lo principal, “LA EDUCACIÓN”. No la del colegio, si no la del hogar, la que se fomenta desde pequeño en casa. Me siento, tan orgullosa cuando escucho a mi hijo pronunciar, esas dos palabras!! Que se que vamos por buen camino.

¿No lo notas también? ¿No sientes que ciertos valores se están extinguiendo? ¿No ves que la educación, cada vez es más permisiva y no educamos a nuestros hijos para el mundo? Los educamos según, nuestras necesidades. No para la sociedad, la sociedad necesita de niños educados, de niños inteligentes, de niños con empatía, de niños sin necesidades de competir, para ver quien puede ser mejor. 

No inculquemos esto en nuestros niños, inculquemos más educación. Es mi humilde opinión.

Gracias por leerme hasta el final y espero leer tus comentarios.

Feliz semana!!😘😘

Si quieres conocernos un poco más y ver nuestro día a día. Suscríbete en mi blog y síguenos en Instagram 

@maminaturalymoda y Facebook.

 

Categories: TROZITO DE MI

2 Comments

Gracias y por favor

  1. Totalmente de acuerdo en todo!! Mi niña da las gracias o te da un de nada y por favor incluso cuando hablo con alguien q los peques suelen interrurpir le enseñe a q lo hiciera con educacion con un mama por favor puedes un momento y le atiendo encantada!! Tiene q saber respetar, valorar sobre todo eso q valore lo q tiene, no es necesario darle todo lo q piden, ahora cariño muchisimo tenemos que darles!! 🤗

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *