Hola, gracias por visitarme.
Cuando nació trocito de mí el 31 de Marzo, no sabía cómo iba a transcurrir las cosas. La verdad nadie sabe cómo van a ocurrir ¿no?
Pues llevábamos meses antes con la preparación de su habitación, como todos los padres que se pueden permitir hacer esto.
Todo lo preparamos único y exclusivamente para él y que no faltara ningún detalle por Dios, mini cuna, cuna, armario, estantería, bañera, todo lo necesario para que se sintiera cómodo en su nuevo hogar.
Este sitio que era destinado para él, no lo ha utilizado, y por el camino que vamos creo que falta un par de años más para que lo utilice como dormitorio jijiji. En estos momentos es su espacio de juegos!

Creíamos que nuestro hijo tendría que dormir en la mini cuna entre toma y toma, porque era lo normal.
Mi hijo pasó a ser muy demandante y a tener muchos despertares . Comenzó a tomar pecho a cada hora o dos horas y tenía que esperar a que se durmiera para colocarlo en su mini cuna. Esto comenzó a ser un imposible, no había ser humano que aguantara, entre el peso que estaba cogiendo rápidamente y el cansancio acumulado, decidí que tenía que dormir en mi cama para facilitar la lactancia y pasamos a ser tres!!

No sé, si habrán escuchado hablar de colecho, pues yo hace dos años no. Cuando comencé a buscar información, me di cuenta que es una práctica que se realiza en muchas culturas y además tiene muchos beneficios, si se practica de forma segura (más abajo te dejaré un enlace para que lo puedas leer si estás interesado) y es tan respetable como los padres que deciden que sus hijos tienen que dormir cada noche en sus cunas.
A partir del momento que descubrimos que dormir con el bebé era una opción más, todo cambió. Descansábamos mejor, no había tantos llantos, estaba más tranquilo, nuestro sueño se regularizó, la lactancia no se me hacía tan pesada, por lo cuál iba por el camino de una lactancia segura y prolongada.

PIERO EN LA CAMA DE PAPIS

A todos nos gusta una caricia, un masajito, sea de día o de noche, sentirse protegido, estar al lado de la persona que amas y sentir su calor y olor, pues los bebés quieren exactamente lo mismo.
Necesitan esa conexión tan mágica que hace que el sueño y la temperatura se regulen, serán niños más independientes en el futuro y no lo contrario como te hacen creer.
Hemos tomado esta decisión porque veíamos que era conveniente para todos y no nos arrepentimos de ello. Cada familia decide lo que es mejor para su hijo, cuando la puerta de casa cierra, nadie sabe ni tiene que saber nada de lo que sucede dentro.
Yo lo tengo claro, dormir con mi hijo es mejor para él y para nosotros.
Cuándo llegue el momento se marchará a su habitación, pero será su decisión. ¿ No estará en nuestra cama hasta los 18 años verdad? Pues hasta entonces, mamá y papá no tienen porque dormir solos.
¿Si crees que esta práctica puede arruinar o enfriar la relación con tú pareja sigue leyendo aquí?
Espero que les haya gustado!
Clics aquí para ver cómo realizar un colecho seguro!
Besosss??.

Categories: TROZITO DE MI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *