No soy una chica que cree en cuentos de hadas ni en príncipe azules, más bien soy de las chicas que no cree en el amor de cuentos de Disney o eso creía yo.
Llevo 10 años de relación, con mi pareja y vamos hacer ya cuatro de casados…quien lo diría.
Cuando nos conocimos aquí, en mi querida Sevilla en el 2007, en seguida nos hicimos muy amigos y no podíamos estar el uno sin el otro.

Llegué a España con tan solo 19 años, con ganas de comerme al mundo y para cambiar mi futuro y entonces lo conocí a él. Él era un niño y tenía 18 años, irrumpió en mi vida, trastocando todos mis planes y vino para quedarse… y cuanto me alegro de ello.

Todo iba a una velocidad vertiginosa, muy deprisa nos fuimos a vivir juntos, tres años después nos compramos una preciosa casa que reformamos por completo y dos años más tarde en el 2012, en un viaje de visita a Guinea Bissau me pide matrimonio!!!
Era la mujer más feliz del mundo, estaba en una nube, me sentía completa y amada y esto era recíproco.
Parece que fue ayer cuando dimos la noticia a nuestros familiares y amigos. A partir de este momento, todo es preparativo, traje de novia, traje del novio, visitas a salones, haciendas, catering, Dj, decoración, viaje de luna de miel y un sin fin de organización que para qué…
En nuestro caso teníamos claro que queríamos una boda civil y al aire libre. He sido invitada a ceremonias nupciales por la iglesia y también son preciosas, pero nosotros optamos por lo civil, no por religión ni ideología simplemente por nuestro tipo de gusto.


Cuando fuimos a conocer “La Hacienda Los Parrales”, fue cuando me di cuenta y pensé..”aquí quiero yo mi boda de cuentos de hadas”
Si estás en preparativos de boda o tienes la ilusión de casarte, te aconsejo que mires esta hacienda, también te digo, que sea la última en mirar, porque después no desearás visitar ninguna más, por lo menos eso me pasó a mí.
Para nosotros , era el sitio ideal, perfecta para lo boda en el exterior como andaba buscando, con unas vistas increíbles y además de contar con unos grandes profesionales en la materia.
Te lo explican todo con lujo de detalles, además de explicarte una y otra vez que ese día es por y para los novios, que ese día es importante para nosotros y por lo cuál, no deberíamos de preocuparnos en nada más que en disfrutar de ese día, que es el principio de una nueva etapa de compromiso y de responsabilidad de uno hacia el otro.

  


Y así fue, fue el día más importante de nuestras vidas, lo disfrutamos como ningún otro día, rodeados de amigos y familiares de verdad. Éramos solo 120 invitados no hacía falta más, invitación por compromiso con nosotros no va!!
Bajo mi experiencia, te aconsejo que disfrutes de los preparativos, que no dejes que el nerviosismo o falta de tiempo estropee tu felicidad. Invita a esas personas que de verdad quieres que compartan contigo ese momento único que no volverás a repetir, o por lo menos yo pienso así, pienso que un matrimonio es para toda la vida.
Así que si decides casarte o estás en planes de ello, busca un buen profesional que te aconseje y que ese día sea tuyo, seas la novia más linda del mundo y sea una boda de cuento de hadas!!
Si quieres saber un poco más sobre esta Hacienda pincha aquí!?
Espero que te haya gustado??.

Categories: SOBRE MI

2 Comments

Una boda de cuentos de hadas

    1. Muchas gracias Erika! Por eso escribo, para compartir mi experiencia y que pueda ayudar en algo a los demás. Un beso y gracias por leerme?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *