Hola a todas por aquí y muchas gracias por visitarme.

Cuando tenemos un bebé, solo estamos deseando darle muchos mimos, cariños y besos las 24 horas del día. Es lo normal, porque tenemos tanto amor infinito para dar, que cada achuchón nos parece poco.

Lo vemos normal, porque somos sus padres y creemos que estamos en todo el derecho de hacerlo aunque ellos no los quieran.

Recuerdo que cuando Piero era más pequeño, le pedía un besito rico y me decía que no. Pero ni a mí, ni a nadie.

No le salía venir y darme un beso o decir te quiero.  No sabía porque razón, no quería regalarme uno de esos besos que llenan el alma. 

¿Porque no se los daba a su mami, que siempre le daba amor y estaba incondicionalmente para él? 

Creo que el problema radicaba, en que en muchas ocasiones lo forzaba a darme un beso o incluso yo se lo daba, aunque él no quisiera.

¿Que aprendí con esto?

Aprendí a esperar, aprendí a tener paciencia. Aprendí a que los besos no se obligan a dar, ni a recibir, se ganan. 

Con eso aprendí a darle su espacio. Como bien sabes, Piero tiene dos años y medio, pero tiene una personalidad marcada y eso me gusta mucho. Él no hace las cosas obligadas, se parece a la madre que lo parió 😂.

Junto con esto, también aprendí que no es sano obligar a nuestros hijos a darles besos a personas desconocidas. ¿Tú vas por la calle dando besos a personas desconocidas? ¿Por qué a tu hijo lo tienes que obligar? 

No es sano, estamos obligándolos a hacer algo que no quieren. Llega la típica tita, prima, la prima de la prima que no ven hace dos años y pretenden que les haga una fiesta como si los vieran a diario. 

Mi madre por desgracia no vive con nosotros. Su abuela paterna está con mi hijo casi a diario. ¿A quien le tendrá más aprecio, más cariño? Pues ya está, el roce hace el cariño!! Y es así, no hay más!!

¿Que gané con esto?

Pues que mi hijo, venga solito y me regale un beso, que tanto a mí como al resto de la familia que ve a diario, repito, que ve a diario. Les quiera incondicionalmente, les diga “te quiero”, les regala abrazos, mimos, achuchones. Todo sin ser obligado, le nace a él solito y nos encanta!!!

Así que bésale mucho pero no lo obligues!! Déjale que tome la decisión y la iniciativa. Si te ocurre lo mismo que me ocurría a mí. Tranquila, todo pasa y ya verás que teniendo paciencia y dejándole su espacio, te sorprenderá!!

Espero que te haya gustado y déjanos tu comentario. Feliz continuación de semana!!😘

Si quieres conocernos un poco más y ver nuestro día a día. Suscríbete en mi blog y síguenos en Instagram 

@maminaturalymoda y Facebook.

Categories: TROZITO DE MI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *