Cómo llevar a cabo una lactancia exitosa cuando empiezas a trabajar y no morir en el intento.
Hola chicas y gracias por visitarme ?
Pues bien, antes que nada, primero tienes que estar segura y mentalizada de que es esto lo que quieres hacer realmente. Si quieres leer un poco sobre mi experiencia con la lactancia haz click aquí.
De que nadie podrá hacerte dudar, con el comentario “es más fácil dar bibi, cuando tú no estás bonita”
Y si!! Claro que es más fácil, pero el bibi se lo daré de mi leche porque la tetita se viene conmigo al trabajo jiji.
Tienes que tener en cuenta que será un camino duro, porque te vas a separar de tu otra mitad. Este ser tan pequeñito ha estado casi 5 meses sin separarse de ti y también será duro para él/ella, este cambio.
Estarás alejada, mínimo seis horas y eso lo sufrirás, con los pechos llenos y molestos.
Al principio será doloroso, hasta que se produce una autorregulación de la lactancia. También te tengo que contar que la media hora de descanso es la que utilizarás para aliviarte las tetis e irás al trabajo con un maletín, saca leches, hielos y con botes esterilizados y parecerás una jefa de laboratorios jajajaja??.
Si ya sabes que es eso lo que quieres porque sabes que no es fácil, pero tampoco imposible, pues manos a la obra!!
Antes que nada, tienes que prepararte meses antes, no lo dejes para última hora.
En mi caso comencé bastante antes de incorporarme al trabajo, para ir cogiendo la honda y fui haciendo mi banco de leche.
 
Y ¿en qué consiste esto?
Pues bien, es un método de almacenamiento de tu propia leche, que después la podrás utilizar en días, semanas o inclusos meses posteriores a la extracción.
Como realizar este almacenamiento
Es muy sencillo, solo tienes que tener mucha paciencia. Como herramienta, un saca leches manual o eléctrico.
Yo utilicé el eléctrico, para mí es más fácil y práctico. Este saca leches, tiene varias potencias y no hace ningún daño al pezón , ya que respeta, la fuerza de succión. Creo que si compras uno medio en condiciones no tiene porqué darte problemas.
Donde almacenar este oro líquido
Por internet venden unas bolsitas, para este almacenamiento que son muy apañados, pero para mí son carillos, además que no se pueden volver a utilizar. A mí me recomendaron, que utilizara el típico bote esterilizado que venden en la farmacia, siempre lavándolo bien antes e incluso volverlo a esterilizar en casa. Meses posteriores me informé de que este método no era aconsejable, ya que, no cumplía las exigencias de plástico de calidad alimentaria. Pero bueno ya había almacenado bastantes y no lo iba a desperdiciar. Además, que mi hijo gracias a Dios está sano y no le ha pasado absolutamente nada.
Esta decisión, es personal de cada mami.
Cómo llevar el control de almacenaje y que cantidad almacenar por cada bolsa.
Yo separaba los botes por 60ml aproximadamente, había días que me extraía 120ml y lo separaba en dos botes y otros que solo podía extraerme 30ml. Así que no te frustres si te pasa esto ¿ok?
El control para realizar esta técnica es muy sencilla tienes que colocar la fecha de extracción y la hora de la misma, para así ir utilizando los más antiguos. El sitio idóneo para guardar tu leche materna es en el congelador de casa. Adapte un sitio exclusivamente para almacenarlo y así no mezclarlo con alimento.
Personalmente, recomiendo que no esté congelado más de un año, a ser posible 6 meses como mucho, porque pierde sus propiedades tan fabulosas.
¿Por qué es importante tener un banco de leche?
Por lo dicho anteriormente. Te vas a separar de tu bebé y necesita alimentarse en las horas que no estás. También para que dentro de lo posible, tus familiares te echen una manita cuando necesitas escaparte por alguna necesidad urgente o algo similar. En este punto tengo que decir, que Piero en más de una ocasión, me esperaba porque no quería el bibi ni en pintura? y no pasaba nada!
Así que nada chicas, no es imposible conciliar la lactancia con el trabajo. Aquí tienes a una que lleva dos años de lactancia!!
Espero que te haya servido la información y gracias por leerme hasta el final?.
Acabo con esta preciosa frase.
“La lactancia materna no es una delicada flor de invernadero, sino una de las funciones más robustas de nuestro organismo. Una función vital, no para la madre, pero sí para su cría.”
“Un regalo para toda la vida”, de Carlos González, pediatra y escritor.
Categories: SOBRE MI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *